Pasar al contenido principal

Abrazar nuestras diferencias: “La migración es lo que ha hecho que yo sea lo que hoy soy”

Manu es una persona trans no binaria de Venezuela. Nació en Caracas, Venezuela, en donde también creció. Dice que fue criada con todo el amor y los cuidados que su familia podía brindarle en medio de una sociedad que no comprendía a alguien como ella. El hostigamiento y el acoso eran una constante en la vida de Manu tanto en la escuela como en su vecindario.

Después de haber migrado a Buenos Aires, Argentina, Manu se convirtió en activista y ahora es la Secretaria General de Mocha Celis, una organización que ha luchado por los derechos de las personas trans y no binarias en la Argentina por más de 30 años.

“Me encontré a mí misma en el activismo, porque para mí hacer que mi identidad sea política es como abrazar al colectivo”, dice Manu. “Es como plantar un árbol para que otras personas también puedan disfrutar de su sombra”.

Para Manu la migración la ha convertido en la persona que es hoy. En Argentina le ha encontrado un nuevo significado a su sentido de comunidad.

“Ser migrante te hacer darle un significado distinto a lo que es una familia. Uno encuentra una familia que va mucho más de la sangre o de alimentar”.

Para Manu, del mismo modo que cuando se deja a las personas LGBTIQ+ atrás, dejar a los migrantes atrás es una pérdida para la sociedad. Las comunidades pierden sus pasiones, su diversidad.

Las personas trans incluyen a un amplio grupo de personas que no se identifican con el género que le fuera asignado al momento de nacer. Esto incluye a las personas no binarias, y también a una amplia gama de identidades y expresiones de género.